Mitos de UX Parte 1

La primera regla es que no hay reglas. Esta máxima se puede aplicar perfectamente al campo de la experiencia de usuario. Si está buscando un buen consejo a la hora de abordar todo lo relacionado con el diseño UX, escoja éste. En los últimos años, han surgido infinidad de gurús y expertos en la materia que intentan resumir o codificar en una guía rápida como enfrentarse a ella. Y esto nos ha llevado a minimizar un campo tan amplio como éste en una serie de “mandamientos”, que corremos el peligro de tomar como verdades universales. Pero recuerde, la usabilidad tiene guías, pero nunca dogmas. Y no olvide que todo lo que concierne al diseño web evoluciona de forma vertiginosa. Así que dese la libertad de cuestionar absolutamente todo lo que oiga o lea, incluido este artículo.

Los extremos nunca son buenos. Y la experiencia de usuario no es una excepción. Aquí van una serie de guías que se han convertido en normas y que no, no deberían serlo:

  • mitos-uxTodo el contenido tiene debe ser accesible en tres clics. Este miedo al cuarto clic, herencia directa de los largos tiempos de carga de hace unos años, es completamente infundado. Aunque debemos tener en cuenta el ahorro de clics, no debe ser decisivo en la elección. ¿Qué es mejor, enfrentar al usuario a un formulario de 50 campos o estructurarlo de forma ordenada en pasos a través de los cuales pueda moverse a su antojo?
  • Hay que evitar el scroll a toda costa. Estudios como el ClickTale muestran que un alto porcentaje de usuarios (alrededor del 75%) hace scroll, aún sin la necesidad de disparadores que le inciten a ello. Eso sí, esta cifra aumenta cuando se le da a entender que hay más contenido por debajo de la línea de scroll. Además, es necesario tener en cuenta que hablamos, en su mayoría, de un target cada vez más habituado a la navegación a través de smartphones y tablets, que no sólo no se ven sorprendidos por ese contenido que desborda la primera pantalla, sino que, en cierta manera, incluso esperan encontrarlo. Como muestra, otro botón: según el citado estudio, alrededor del 22% de los usuarios llegan hasta el footer. ¿Le sorprende el dato? Tenga en cuenta que el siguiente punto tampoco es cierto:
  • Los usuarios actúan como usted. Ni usted puede representar la totalidad de su target, ni las interacciones son las mismas en una persona que ha participado en la creación de un producto que en una que se enfrenta por primera vez a él. Y si hablamos ya de nativos digitales, el umbral de sorpresa se torna infinito.
  • El usuario lee. Falso, el usuario no lee, escanea en busca de la información de su interés. Y si no la encuentra pronto, se frustra y abandona. Creer que el usuario va a leer toda la información de la página es como creer que ha leído todos y cada uno de los términos y condiciones del servicio antes de aceptarlos. (Nunca. Nadie. Jamás.) El uso de información estructurada, y de titulares, formatos y colores diferentes puede ser impagable para destacar la información más relevante para su cliente. Así que…

No se pierda la segunda parte.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked

Translate »
Twitter
LinkedIn