Metodologías de UX

En cualquier proyecto, y en especial en uno de diseño de Experiencia de Usuario (UX), es importante seguir una metodología si queremos alcanzar el objetivo de una forma eficiente y con calidad.

Seguir una metodología nos ayudará a no depender exclusivamente de la intuición, los duendes, la inspiración… y lo más importante: a no dejarnos nada en el camino.

¿Cuántas metodologías existen para UX? Muchas y variadas, las hay clásicas, modernas, ágiles… la elección dependerá del cliente, del propio equipo, de donde se ponga el foco (presupuesto, tiempo, calidad, alcance).

Además de la metodología clásica de desarrollo web, basadas en los 5 procesos estándar: planificación, diseño, desarrollo, pruebas y entrega; empiezan a destacar otras metodologías que se basan en la prueba continua. En mi opinión estas son las más importantes, y sobre ellas trata este artículo:

  • Design thinking
  • Lean UX
  • Agile

Design Thinking

Es la metodología más cercana a los diseñadores, en la que juegan un papel más importante. Su objetivo es generar ideas para dar solución a las necesidades reales de los usuarios.

Según Tim Brown, CEO de IDEO, la metodología Design Thinking “Es una disciplina que usa la sensibilidad y métodos de los diseñadores para hacer coincidir las necesidades de las personas con lo que es tecnológicamente factible y con lo que una estrategia viable de negocios puede convertir en valor para el cliente, así como en una gran oportunidad para el mercado”.

Incluye 5 etapas:

process-fitted

1.- Empatizar: Comprender las necesidades de los usuarios implicados en la solución y su entorno. Tenemos que ser capaces de ponernos en la piel las personas para ser capaces de generar soluciones consecuentes con sus realidades.

2.- Definir: Seleccionar la información recopilada durante la fase de Empatía y quedarnos con lo que realmente aporta valor. Debemos también identificar problemas cuyas soluciones serán clave para la obtención de un resultado innovador.

3.- Idear: Generar opciones. No debemos quedarnos con la primera idea que se nos ocurra. Debemos tener pensamiento expansivo y eliminar los juicios de valor.

4.- Prototipar: Hacer las iIdeas realidad. Los prototipos nos ayudan a visualizar las posibles soluciones, poniendo de manifiesto errores y mejoras.

5.- Probar: Por último, probar nuestros prototipos con los usuarios implicados en la solución, de esta forma podremos identificar mejoras significativas, fallos a resolver y posibles carencias.

Lean UX

Lean es una metodología que pone el foco en la eficacia, persigue entregar el máximo valor utilizando para ello los mínimos recursos. Tiene su origen en el sistema de producción de Toyota tras la Segunda Guerra Mundial. Su objetivo fue: Velocidad y entendimiento del negocio.

Captura de pantalla 2015-12-09 a las 9.39.41

A diferencia de Design Thinking, con esta metodología el diseño recae en el equipo, el diseñador es uno más. Se busca la velocidad, la estética ocupa un rol secundario.

Se dividen los entregables en microexperimentos (MVP – Minimun Viable Product), ya que se prioriza diseñar y construir lo mínimo necesario para probarlo lo antes posible.

Agile UX

Las metodologías ágiles son técnicas para la gestión de proyectos que han surgido como contraposición a los métodos clásicos de gestión. Surgieron en el ámbito del desarrollo de software, y han sido exportadas a otro tipo de proyectos, como UX.

Se basan en los siguientes principios:

  • Metodología Iterativa e incremental, de esta forma se minimiza el trabajo hecho en dirección equivocada.
  • Los individuos y su interacción, por encima de los procesos y las herramientas.
  • El software que funciona, frente a la documentación exhaustiva.
  • La colaboración con el cliente, por encima de la negociación contractual.
  • La respuesta al cambio, por encima del seguimiento de un plan.

agile_methodology_overview

Las metodologías ágiles más usadas son:

  • SCRUM: Marco de trabajo que nos proporciona una serie de herramientas y roles para, de una forma iterativa, poder ver el progreso y los resultados de un proyecto.
  • Se basa en la limitación del trabajo en curso (Work In Progress) y en que no se debería empezar con algo nuevo hasta que un bloque de trabajo anterior haya sido entregado o se haya pasado a otra función posterior de la cadena.

Las fases en las metodologías ágiles:

1.- Investigación: Información sobre el proyecto y necesidades generales; estudio del usuario potencial; estudio del contexto y análisis de uso; estudio del contenido, recursos y mapas de conceptos.

2.- Organización: Representación de las estructuras; definición de jerarquías; correspondencia de estructuras y necesidades.

3.- Diseño: Definición del funcionamiento; definición de las pantallas; definición de los servicios del producto; elaboración de prototipos.

4.- Pruebas: Revisión de diagramas; evaluación y pruebas de prototipos.

¿Has utilizado algunas vez alguna de estas metodologías? ¿Utilizas otra? Háznoslo saber en la sección de comentarios.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked